[1]
B. Behm López y I. Salas Herrera, «El papel de los anti-inflamatorios no esteroideos en la producción de fasceítis necrotizante», AMC, vol. 44, n.º 1, pp. 5-9, ene. 2002.