Caracterización de prematuros ingresados por bronquiolitis en el Hospital Nacional de Niños

Autores/as

  • Georgina Madriz-Vargas Servicio de Emergencias. Hospital Nacional de Niños “Dr. Carlos Sáenz Herrera”, Caja Costarricense de Seguro Social, Costa Rica
  • Lydiana Ávila De Benedictis Ávila De Benedictis Departamento de Medicina, Hospital Nacional de Niños “Dr. Carlos Sáenz Herrera”, Caja Costarricense de Seguro Social, Costa Rica

DOI:

https://doi.org/10.51481/amc.v62i4.1104

Palabras clave:

bronquiolitis, virus respiratorio sincicial, prematuridad, palivizumab, lactantes, prematuros

Resumen

Antecedentes: la bronquiolitis es la infección del tracto respiratorio inferior más frecuente en lactantes. El virus respiratorio sincicial es el principal agente y responde hasta por un 85 % de los casos. Los principales factores de riesgo asociados son: sexo masculino; lactantes menores; prematuros; patologías médicas de fondo como: cardiopatía congénita, displasia broncopulmonar,
síndrome de Down y enfermedades neuromusculares; así como otros factores ambientales y sociales. El objetivo de este estudio fue caracterizar los prematuros, el tratamiento utilizado, el perfil de la inmunofluorescencia viral, las complicaciones, el uso de palivizumab y los costos de hospitalización en pacientes hospitalizados por bronquiolitis durante enero de 2011 y diciembre de 2011.
Pacientes y métodos: estudio observacional, descriptivo, basado en la revisión retrospectiva de expedientes clínicos de una serie de pacientes hospitalizados en el Hospital Nacional de Niños de la Caja Costarricense de Seguro Social. Se incluyeron todos los pacientes menores de 2 años egresados con el diagnóstico de bronquiolitis durante 2011, con el antecedente de prematuridad (menor de 37 semanas de edad gestacional).
Resultados: se incluyó un total de 141 pacientes; un 63 % (n=89) de sexo masculino, promedio de edad 5,7 meses (rango 0-24). Un 43 % (n=61) de los pacientes manifestó bronquiolitis antes de los 3 meses de edad. Con respecto a la edad gestacional, se obtuvo que el 35,46 % de los pacientes eran de 32 a 35 semanas, de 35 a 37 semanas un 31,2 %, de 30 a 32 semanas un 19,86 % y el
resto menores de las 29 semanas. En 93 niños (66 %) se anotó el antecedente de tabaquismo en el entorno del hogar; de forma específica, en 17 % de estos pacientes se presentó el antecedente de tabaquismo pasivo, al reportarse que el padre o el abuelo eran los fumadores activos. El antecedente heredofamiliar de asma fue positivo en el 41,8 %. Con respecto al tratamiento recibido durante su hospitalización, el 100 % ameritó oxígeno suplementario y un 61 % recibió nebulizaciones con salbutamol; los esteroides sistémicos se utilizaron en el 33 % de los pacientes y solo en un 29 % se utilizó la terapia antibiótica. Un 28 % de la población estudiada presentó complicaciones, de los cuales 28 (19,86 %) prematuros ameritaron soporte ventilatorio. El hallazgo de atelectasia en la radiografía de tórax se evidenció en el 7,8 % de los pacientes. Únicamente un 4,25 % de los pacientes tuvo una sobreinfección bacteriana. Debido a la dificultad de los accesos venosos de este grupo de niños, 14 (9,93 %) ameritaron la colocación de catéter venoso central. El rango de estancia hospitalaria fue de 1 a 31 días, con un promedio de 7; la hospitalización en la Unidad de Cuidados Intensivos alcanzó un rango de 5 a 18 días, con un promedio de 10, y el promedio de la necesidad
de ventilación mecánica asistida fue de 8,2 días, y de cánula de alto flujo de 2,8 días. Únicamente un 6,38 % (n=9) tenía el antecedente de haber recibido profilaxis con palivizumab: la mayoría había recibido más de dos dosis y ninguno de los pacientes había completado el esquema de las 5 dosis.
Durante 2011, el Hospital reportó que el costo promedio diario fue de ¢ 766 476. Con un total de 1001 días de hospitalización acumulada, se estimó un costo directo de ¢ 767 242 142, equivalente a $ 1 522 306 (dólares estadounidenses).

Conclusión: el perfil de los prematuros en este estudio es muy similar a lo reportado internacionalmente, por ser un grupo de prematuros con prevalencia más elevada de complicaciones que la población pediátrica general. Dado el costo que implica el internamiento de estos pacientes, es necesario evaluar la aplicación de intervenciones como el palivizumab para prevenir la hospitalización y disminuir otros costos al sistema de salud solidario.

Citas

Ávila L, Yock-Corrales A, Jiménez A, Calvo M, Solís A, Hoepker A, et al. Actualización del abordaje y manejo del paciente con bronquiolitis en Costa Rica. Acta Pedi Costarric 2010; 22:104-112.

Ralston SL, Lieberthal AS, Meissner HC, Alverson B, Baley J, Gadomski A, et al. Clinical practice guideline: The diagnosis, management, and prevention of bronchiolitis. Pediatrics. 2014; 134: e1474–e1502.

Bush A, Thomson A. Acute bronchiolitis. BMJ. 2007; 335:1037-41.

Zorc J, Breese C. Bronchiolitis: Recent evidence on diagnosis and management. Pediatrics 2010; 125: 342-349.

Cody Meissner H. Viral bronchiolitis in children. N Engl J Med 2016; 374:62-72.

Campuzano C. Bronquitis y bronquiolitis. Pediatr Integral 2012; 16: 37-44.

Visscher D, Myers J. Bronchiolitis. Proc Am Thorac Soc. 2006; 3: 41-47.

Claire W. Acute viral bronchiolitis in children- a very common condition with few options. Paediatr Respir Rev. 2010; 11: 39-45.

García García ML, Korta Murua J, Callejón Callejón A. Bronquiolitis aguda viral. Protoc diagn ter pediatr. 2017; 1:85-102.

Ochoa-Sangradora C; González de Dios. Grupo de revisión del proyecto abreviado (Bronquiolitis–estudio de variabilidad, idoneidad y adecuación). Conferencia de Consenso sobre bronquiolitis aguda (II): epidemiología de la bronquiolitis aguda. Revisión de la evidencia científica. An Pediatr (Barc). 2010; 72: 222.e1–222.e26

Fleming D, Pannell R, Cross K. Mortality in children from influenza and respiratory syncytial virus. J Epidemiol Community Health 2005; 59: 586–590.

Meerhoff T, Paget J, Kimpen J, Schellevis F. Variation of respiratory syncytial virus and the relation with meteorological factors in different winter seasons. Pediatr Infect Dis J 2009; 28: 860–866.

Ralston S, Hill V. Incidence of apnea in infants hospitalized with respiratory syncytial virus bronchiolitis: a systematic review. J Pediatr. 2009; 155:728-33.

Gadomski AM, Brower M. Bronchodilators for bronchiolitis. Cochrane database of systematic reviews, 2010; Dec 8, 12: CD001266. doi: 10.1002/14651858.CD001266.pub2.

Fernandes R, Bialy L, Vandermeer B, Tjosvold L, Plint A, Patel H, et al. Glucocorticoids for acute viral bronchiolitis in infants and young children. Cochrane database of systematic. reviews, 2013, Jun 4, 6:CD004878. doi: 10.1002/14651858.CD004878.pub4.

Ochoa C, González J. Grupo de revisión del proyecto abreviado (Bronquiolitis–estudio de variabilidad, idoneidad y adecuación). Conferencia de Consenso sobre bronquiolitis aguda (V): prevención de la bronquiolitis aguda. Revisión de la evidencia científica. An Pediatr (Barc). 2010; 72: 353.e1–353.e26.

Bonillo A, Diez-Delgado J, Ortega A, Infante P, Jiménez MR, Batles J, et al. Antecedentes perinatales y hospitalización por bronquiolitis. Comparación con el Impact-RSV Study Group. An Esp Pediatr 2000; 53: 527-532.

Ochoa C, González J. Grupo de revisión del proyecto abreviado (Bronquiolitis–estudio de variabilidad, idoneidad y adecuación). Conferencia de Consenso sobre bronquiolitis aguda (VI): pronóstico en la bronquiolitis aguda. Revisión de la evidencia científica. An Pediatr (Barc). 2010; 72: 354.e1–354.e34.

Dawson-Caswell M, Muncie H. Respiratory syncytial sirus Infection in children. Am Fam Physician. 2011; 83:141-146.

Checchia P. Identification and management of severe respiratory syncytial virus. Am J Health Syst Pharm. 2008; 65: S7–S12.

Weisman LE. Populations at risk for developing respiratory syncytial virus and risk factors for respiratory syncytial virus severity: infants with predisposing conditions. Pediatr Infect Dis J. 2003; 22: S33–S37.

Seiden JA, Scarfone RJ. Bronchiolitis: An evidence-based approach to management. Clin Ped Emerg Med. 2009; 10: 75-81.

Alansari K, Sakran M, Davidson B, El Sayyed R, Mahjoub H, Ibrahim K. Nebulized 5% or 3% Hypertonic or 0.9% Saline for treating Acute Bronchiolitis in infants. J Pediatr 2010; 157:630-4.

Onoro G, Pérez E, Iglesias M, Serrano A, Martínez MA, García-Teresa MA, et al. Bronquiolitis grave. Cambios epidemiológicos y de soporte respiratorio. An Pediatr (Barc). 2011; 74:371—376.

Commitee on Infectious Diseases. Modified recommendations for use of palivizumab for prevention of respiratory syncytial virus infections. Pediatrics 2009; 124: 1694-1701.

Feltes TF, Cabalka AK, Meissner HC, Piazza F, Carlin D, Top F, et al. Palivizumab prophylaxis reduces hospitalization due to respiratory syncytial virus in young children with hemodynamically significant congenital heart disease. J Pediatr 2003; 143: 532–540.

The IMpact-RSV Study Group. Palivizumab, a humanized respiratory syncytial virus monoclonal antibody, reduces hospitalization from respiratory syncytial virus infection in high risk infants. Pediatrics 1998; 102: 531–537.

Soto-Martínez M, Soto-Quirós M. Epidemiología del asma en Costa Rica. Rev Méd Hosp Nac Niños (Costa Rica). 2004; 39, 1: 42-53.

Descargas

Publicado

2020-12-18

Cómo citar

Madriz-Vargas, G. ., & Ávila De Benedictis, L. Ávila D. B. (2020). Caracterización de prematuros ingresados por bronquiolitis en el Hospital Nacional de Niños. Acta Médica Costarricense , 62(4), 174-180. https://doi.org/10.51481/amc.v62i4.1104