con el proceso de abogar por un sistema de atención médica primaria donde se realice la prevención, el diagnóstico correcto y el tratamiento más efectivo de los fenómenos vaso-oclusivos, tanto arteriales como venosos.

Con el establecimiento del DMT se trata de generar conciencia mundial sobre la trombosis, conocer sus causas, los factores de riesgo y disminuir las muertes y discapacidades ocasionadas por esta enfermedad.

La prevención de la TEV es una parte obligatoria del cuidado del enfermo y uno de sus derechos, que de aplicarse correctamente tendrá un impacto profundo sobre la mortalidad y discapacidad por estas causas.4

La Asociación Costarricense de Hematología celebrará este año el DMT con un Curso Internacional sobre Hemostasia y Trombosis, a cargo de dos expertos extranjeros, el cual se llevará a cabo en el Hotel Crown Corobicí, el sábado 13 de octubre, y el año entrante, por la misma fecha, realizará el XXVI Congreso Internacional de Hemostasia y Trombosis, al cual vendrán como profesores los más connotados médicos del orbe, ya que dicho evento es patrocinado por la Sociedad Internacional de Trombosis y Hemostasia y por el Grupo Cooperativo de Hemostasia y Trombosis (Grupo CLAHT), con el propósito de educar a los médicos y demás profesionales de la salud de nuestro país, acerca de este importante tema. En dicho congreso se concederá el Premio Celina Altman al mejor trabajo presentado durante el evento, el cual constará de una cantidad en efectivo de $ 2.500 (dólares) y una valiosa escultura hecha por una renombrada artista argentina. ¡Sería excelente que ese premio se quedara en Costa Rica!

Dr. Rafael Jiménez Bonilla Presidente Asociación Costarricense de Hematología

Bibliografía recomendada:

  1. Lozano R, Naghavi M, Foreman K et al. Global and regional mortality from 235 causes of death for 20 age groups in 1990 and 2010 a systematic analysis for the Global Burden of Disease Study 2010. Lancet 2012; 380: 2095-2128.

  2. ISTH Steering Committee for World Thrombosis Day. Thrombosis: a major contributor to the global disease burden. Journal of Thrombosis and Haemostasis 2014, 12: 1580-1590.

  3. Wendelboe AM, McCumber M, Hylek EM et al. ISTH Steering Committee for the World Thrombosis Day. Global public awareness of venous thromboembolism. Journal of Thrombosis and Haemostasis 2015; 13: 13651371.

  4. Furie B, Furie BC. Mechanisms of thrombus formation. New England Journal of Medicine. 2008; 359: 938-949.

Microbiota y salud

El ecosistema de microorganismos presente en la piel y mucosas se denomina microbiota, y el conjunto de genes de los estos, microbioma. La microbiota se encuentra en relación simbiótica con el hospedero. Estos microorganismos pueden ser bacterias, hongos, levaduras o virus. Técnicas moleculares de secuenciación masiva desarrolladas en los últimos años han permitido caracterizar mejor las bacterias presentes en el intestino. Hoy conocemos que alteraciones en el número o tipo de microorganismos que constituyen este ecosistema, se denominan disbiosis, condición presente en muchas patologías que afectan al ser humano.

La microbiota intestinal está constituida principalmente por los filos firmicutis (65 %), bacteroidetes (35 %), actinobacterias (5 %) y proteobacterias (5 %), composición que puede variar en las diferentes edades de la vida. Sin embargo, la microbiota se establece en los primeros 2 a 3 años, de ahí que se hable de los primeros 1000 días (desde el momento de la concepción hasta los 2 años de edad) como tiempo crucial para el establecimiento de la microbiota. Varios factores influyen en el desarrollo de esta, como la exposición al líquido amniótico, la forma de nacimiento (vaginal o cesárea), el tipo de alimentación (leche materna o formula infantil), y las condiciones de higiene (hacinamiento, asistencia a guarderías o uso de antibióticos). La forma de nacimiento es crucial para la salud futura del ser humano. Niños que nacen vía cesárea se colonizan por bacterias presentes en la piel de la madre, las cuales favorecen la presencia de enfermedades alérgicas en el futuro. Por el contrario, el nacimiento vía vaginal permite que el recién nacido se colonice por bacterias benéficas y protectoras contra enfermedades alérgicas. Igualmente, se ha descrito la asociación entre las condiciones de higiene en que viven los niños y enfermedades alérgicas, encontrándose una relación entre menos higiene con menos alergia y viceversa. Posterior a la edad de dos años no parece ser posible modificar la microbiota intestinal, al menos en forma permanente. Por ejemplo, se conoce que durante la gestación, la microbiota intestinal de la madre se modifica transitoriamente, retornando a su estado previo unos meses luego del nacimiento del niño.

Varias funciones se han descrito para la microbiota a nivel intestinal. Estas bacterias son de trascendental importancia para el desarrollo del sistema inmune asociado a mucosas; así, ratas que viven en condiciones de esterilidad total no desarrollan dicho órgano. Uno de los más importantes y mejor conocidos es el mecanismo por medio del cual estas bacterias favorecen la inducción de tolerancia, al estimular en la mucosa intestinal la célula presentadora de antígeno a través de receptores tipo Toll, que permiten que dicha célula libere IL-10, que favorece la polarización del linfocito TH0, a un linfocito T regulador, que a su vez libera factor transformador beta responsable de la inducción de tolerancia, manteniendo la homeostasis intestinal. Por el contrario, la falla en la homeostasis intestinal secundaria a un estado de disbiosis, conlleva desregulación inmune, favoreciendo enfermedades alérgicas e inflamatorias. También se sabe la función de la microbiota en el metabolismo y la